Saltear al contenido principal

Importancia del glúteo mayor en la disminución del riesgo de lesión y la mejora del rendimiento deportivo

Importancia Del Glúteo Mayor En La Disminución Del Riesgo De Lesión Y La Mejora Del Rendimiento Deportivo

El glúteo mayor es uno de los músculos más grandes (por área de sección transversal) y fuertes del cuerpo humano, con funciones importantes de estabilización (global y local), así como de movilización, principalmente como extensor y rotador externo de cadera (Imagen 1). Se trata de un músculo esencial para el funcionamiento óptimo del sistema de movimiento humano, y del rendimiento.

Imagen 1. Acciones del glúteo mayor

Algunos autores han hipotetizado sobre una posible tendencia a la disfunción, en forma de debilidad, inhibición o pérdida del comportamiento neuromuscular, derivado de factores como la postura, la actividad habitual, la dominancia por parte de sinergistas (como los isquiotibiales, o el aductor mayor), así como el dolor articular y muscular.  Esta hipótesis se puede traducir a nivel deportivo en una disminución del rendimiento  y un aumento del riesgo de sufrir lesiones.

Por ello, cobra especial importancia la evaluación de diversas variables relacionadas con el glúteo mayor:

  • Fuerza muscular: La debilidad muscular limita la capacidad producir fuerza en situaciones funcionales, lo que resulta en la dominancia de sinergistas (aductor mayor e isquiosurales en la extensión, y el bíceps femoral y los rotadores locales, en la rotación externa. Es importante realizar la evaluación de la fuerza en situaciones de desventaja para isquiosurales (extensión de cadera con 90º flexión de rodilla).
  • Análisis del movimiento: Evaluación cualitativa durante acciones funcionales. Comprensión de la contribución óptima del glúteo mayor en el control neuromuscular, en tareas como squat, deadlift, step up/down, y movimientos deportivos como el salto, el aterrizaje o el cambio de dirección.
  • Análisis de la activación muscular: Evaluación del reclutamiento a nivel cuantitativo (cantidad de activación) y cualitativo (inicio de la activación). Determinar si el glúteo mayor es el principal agonista en el movimiento, y comparar la activación en acciones aisladas con movimientos funcionales.
  • Análisis de la alineación, movilidad y estabilidad de la región lumbopélvica, a través de la evaluación de la posición estática, la flexibilidad de la musculatura (flexores a través del Thomas Test, isquiosurales a través del SLR test) y en acciones funcionales, como el squat o el overhead squat

En función de dicha evaluación, y tratando de individualizar al máximo las intervenciones, se deben establecer estrategias enfocadas a la mejora del rendimiento y a la disminución del riesgo de lesión:

  1. Establecimiento de una óptima estabilidad lumbopélvica: Re-activación e integración del sistema de estabilidad local (por ejemplo, de la musculatura estabilizadora profunda), y desarrollo de la fuerza resistencia de los estabilizadores globales. Control y coordinación intermuscular.
  2. Fortalecimiento del glúteo mayor, e integración en los patrones de movimiento: La mejora de la fuerza muscular no implica la transferencia al rendimiento funcional. Utilización tanto de ejercicios globales con carga externa (squat unilateral, deadlift), como con el uso de ejercicios analíticos, efectivos como un estímulo de pre-activación o en fases tempranas de rehabilitación. Asegurar una correcta técnica haciendo uso de distintos tipos de feedback, utilizar distintas estrategias en cuanto a carga y variantes de ejercicios, así como facilitar la activación y reclutamiento mediante el uso de elementos como bandas elástica
  3. Desarrollo del rendimiento neuromuscular y oprtimización del control motor en acciones deportivas específicas: Optimización de las tareas deportivas específicas. Mejora de la habilidad de producir altos niveles de fuerza y potencia, disminuyendo en riesgo de lesión, a través del estudio de la calidad del movimiento. Intervenir sobre los componentes de la función neuromuscular (potencia, desarrollo de fuerza, pre-activación muscular óptima, coordinación óptima del movimiento a altas velocidad, integración inconsciente en tareas específicas), mediante la utilización de ejercicios pliométricos, cambios de dirección, aterrizajes, deceleraciones, sprints, etc.

Fuente: Buckthorpe, M., Stride, M., & Della Villa, F. (2019). ASSESSING AND TREATING GLUTEUS MAXIMUS WEAKNESS–A CLINICAL COMMENTARY. International journal of sports physical therapy14(4), 655.

Juanan Hernández

Fisioterapeuta y CCAFYD, MSc. Formado en distintos métodos y conceptos relacionados con la fisioterapia manual y el ejercicio terapéutico, la evaluación y el razonamiento en fisioterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba